International Fellowship of Reconciliation

Fundada en respuesta a los horrores de la guerra en Europa, la IFOR ha tomado una postura coherente contra la guerra y su preparación a lo largo de su historia.

Percibiendo la necesidad de sanación y reconciliación en el mundo, los fundadores de la IFOR formularon una visión de la comunidad humana basada en la creencia de que el amor en acción tiene el poder de transformar las estructuras políticas, sociales y económicas injustas.

Hoy IFOR tiene sucursales, grupos y filiales en más de 40 países en todos los continentes. Aunque organizada sobre una base nacional y regional, la IFOR busca superar la división de los estados-nación, que son a menudo la fuente de conflictos y violencia. Entre sus miembros figuran seguidores de todas las grandes tradiciones espirituales, así como aquellos que tienen otras fuentes espirituales por su compromiso con la no violencia.

IFOR ha contribuido al movimiento mundial de la no violencia desde su fundación en 1914. Nuestra historia precede, no sólo muchas de las ONG con las que en la actualidad trabajamos sino también con las Naciones Unidas con las que nuestros representantes internacionales también corresponden.