Carta a un policía armat